ONGI ETORRI...BIENVENIDO


domingo, 23 de septiembre de 2012

ÉPONA, LA DIOSA DE LOS CABALLOS ( MONTE BELABIA ).

TRAS LA IGLESIA DE MARKINEZ EN LAS PAREDES DE LA PEÑA DE ASKANA SE ESCONDEN VARIAS  CUEVAS ARTIFICIALES ENTRE LAS CUALES DESTACA LA DE SANTA LEOCADIA, EN EL INTERIOR DE LA CUEVA EXISTE UN GRAVADO EN LA PIEDRA QUE REPRESENTA A LA DIOSA CELTA ÉPONA MONTADA EN UN CABALLO MIENTRAS QUE OTRA  FIGURA HUMANA LA OBSERVA.






Es una pena que  La Cuadrilla de Montaña Alavesa, y el resto de entidades implicadas, hayan cancelado este año el Día del Caballo ante la falta de financiación por parte del Gobierno Vasco y la Diputación de Álava, otro de los motivos según aluden es la falta de caballos. Como puede ser que se pierda una fiesta tan tradicional que va rotando de pueblo en pueblo cuando estamos hablando de que ya en tiempos prehistóricos antes de la cristianización alguien modelo en bajorrelieve  la imagen de Épona en las cuevas de Markinez.


GRABADOS EN BAJORRELIEVE DE LA DIOSA ÉPONA (CUEVA SANTA LEOCADIA)



MARKINEZ



Ya en el siglo XI el asentamiento estaba compuesto por dos núcleos: Marquina de Yuso y Marquina de Suso, divididos ambos por el río del Molino que atraviesa el pueblo, con el paso del tiempo los dos núcleos se unen y pasan a denominarse simplemente Marquínez.
La Villa de Marquínez fue señorío de los Condes de Salinas hasta el siete de julio de 1557, cuando fue vendida por el Conde de Salinas, don Diego Gonzalez de Sarmiento y Villandro, al obispo don Diego de Alava y Esquibel, con sede este en Avila y siendo presidente de la Real Audiencia y Chancillería de Valladolid.  Dos siglos más tarde en 1751 pasó a ser villa realenga, libre y exenta, por compra a don Gaspar de Alava y Aranguren. Es en esta época cuando el pueblo alcanzó su mayor esplendor, como lo demuestran las obras emprendidas en su iglesia. Como colofón a su libertad, en el año 1785 se colocan las armas reales en la fachada de la Casa Consistorial. De estos momentos datan los principales edificios del pueblo. Es en la margen izquierda donde se hallan la gran mayoría de los espléndidos palacios y casas blasonadas que nos indican el noble pasado del lugar, como son los de Samaniego, el antiguo ayuntamiento  o el de las familias Álava-Esquivel  y Gauna .



MARKINEZ DESDE PEÑA ASKANA



INICIO
Para dar comienzo a la ruta de hoy hemos elegido el pueblo de Urarte primer pueblo alaves después de recorren en coche gran parte de tierras treviñesas, dejamos el coche junto al bonito crucero que hay a la derecha de la carretera e iniciamos la marcha cuando son las 8:45 horas de esta mañana de viernes.




SALIDA
CRUCERO DE URARTE












Me acompañan en esta ocasión los amigos Rafa y Alfredo que después del periodo vacacional vuelven a las andadas, salimos del pueblo hacia el Sur por el camino asfaltado que pasa junto a la nave industrial y que una vez rebasada esta desciende hasta el río del Molino antes de desembocar en el río Ayuda. Antes de cruzar el río ya tenemos el primer desvío de la mañana (1º-desvío), en este desvío confluyen varias rutas balizadas pertenecientes al Parke de Izki como son: Senda de los Molinos, Senda Botondela y la larga Senda del Pastoreo GR-282.




1º-DESVÍO
2º-DESVÍO












BARRANCO DE LA LUCIA
SENDA BOTONDELA













Cruzamos el puente para seguir la Senda Botondela y tras superar una cuesta abandonamos el asfalto en el (2º-desvío) para seguir un camino que sale a la izquierda, solo un minuto más tarde aparece otro desvío a la izquierda que tomaremos para seguir los postes indicadores de la Senda Botondela. Entramos de esta forma en el barranco de La Lucia y no saldremos de el hasta llegar al Portillo de Larraurena (Portillo).



Al avanzar por este camino que recorre el barranco de La Lucia hemos podido observar varios monolitos donde se ubican otras tantas cuevas rupestres, al llegar al portillo seguimos por la senda que junto a la alambrada se dirige hacia Nordeste bordeando el Alto de Botondela y llegar al portillo de  Itxilarra reconocible porque tendremos que cruzar una alambrada en dicho lugar.



PORTILLO
SENDA BOTONDELA












BELABIA 973 m.


SENDA BOTONDELA
COLLADO












Tras caminar bajo un bonito y sombrío hayedo llegamos en quince minutos a un pequeño collado (collado) donde hay un poste de señales que nos indica que estamos a tan solo cinco minutos de la cima del monte Belabia 973 m, seguimos dicha indicación a la derecha y llegamos a esta cima que carece de vistas.


Retornamos enseguida al (collado) porque nuestro objetivo principal no es la visita a esta cima sino el recorrer los diversos monolitos pétreos y cuevas rupestres que se encuentran esparcidos por esta zona, avanzamos hacia el Norte a través de una finca de labor donde pastan las vacas y caballos hasta llegar a un camino de tierra, enseguida nos damos cuenta que ya nos hemos dejado atrás varios monolitos por lo que descendemos hacia el Suroeste utilizando las sendas del ganado hacia los visibles monolitos pétreos. Pasamos junto a un pequeño monolito que carece de importancia y enseguida llegamos al (1º-monolito) digno de mención.


HACIA EL NORTE
CAMINO DE TIERRA












MONOLITO

HACIA 1º- MONOLITO
1º-MONOLITO












2º-MONOLITO


EL CAMINANTE
HACIA 3º-MONOLITO












3º-MONOLITO


3º-MONOLITO
ALMUERZO












Fotos y más fotos y otro monolito (2º-monolito), más fotos y (3º-monolito), atravesamos el barranco de Sasualde dirigiéndonos hacia una caseta de captación de aguas y nos acercamos a las paredes que hay en la otra orilla del barranco con el fin de almorzar allí, una vez dada buena cuenta del bokata seguimos por debajo de estas paredes recorriendo todo el barranco.




Infinidad de rocas y formas modelan este barranco donde la imaginación juega un papel importante a la hora de sacar parecido a estos monolitos, ya en la parte baja del barranco de Sasualde encontramos gran cantidad de las cuevas que dieron morada a los antiguas habitantes de este valle.


BAJO LAS PAREDES
E.T. NOS VIGILA DESDE ABAJO












ROCA HORADADA

PEÑA HORADADA
ROCA HORADADA












PEÑA

PEÑA
AGUJERO EN LA ROCA












AGUJERO EN LA ROCA


CUEVAS RUPESTRES
CUEVAS RUPESTRES












CUEVAS RUPESTRES


CUEVAS RUPESTRES
CUEVAS RUPESTRES












CUEVAS RUPESTRES


CUEVAS RUPESTRES
PISTA












Descendemos hasta buscar el camino que llega por el fondo del barranco y caminamos por el hacia el Noroeste hasta llegar a una pista que asciende hacia la loma de Sarronda, tomamos esta pista a la izquierda y enseguida llegamos a otro camino que tomaremos a la derecha para llegar a un cruce de caminos junto a una casa (1º-cruce), a este cruce regresaremos una vez visitado el pueblo de Markinez.





1º-CRUCE
CAMINO CEMENTADO












MARKINEZ


CUEVA SANTA LEOCADIA
CUEVA SANTA LEOCADIA












Desde este cruce damos vistas a las primeras casas del pueblo, tomamos el camino cementado de la derecha para subir a la parte alta del pueblo donde se ubican la iglesia y las cuevas de Santa Leocadia bajo las paredes de la peña Askana.
Nada más acercarnos a la iglesia parroquial de Santa Eulalia vemos al amigo Pedro Mari que reside en Markinez al cual saludamos y le prometemos visitarlo después de visitar las cuevas donde se encuentra el grabado de la diosa Épona y subir a la peña Askana.


CUEVA OSARIO


Épona forma parte de la mitología y es conocida y representada de varias maneras dependiendo de la cultura de cada país o región.
Se la representa sentada a lomos de un caballo, de pie en medio de una manada de caballos o alimentando a los potros, y en la Galia como una ninfa acuática u ondina. Su atuendo es de largos ropajes, cubierta con un manto sobre la cabeza y una diadema, aunque a veces puede ir desnuda. El nombre Epona deriva de la palabra céltica Epos (caballo). Sus atributos principales son una pátera (un cuenco de poco fondo que se usaba en los sacrificios antiguos), cestas de fruta o cereal y la Cornucopia o cuerno de la abundancia entre las manos, posiblemente un añadido romano a su iconografía.


PANORAMICA DE MARKINEZ DESDE PEÑA ASKANA


Cuando bajamos de la visita a la peña Askana ya tenemos a los amigos Pedro Mari y Julian esperándonos en la puerta de la Taberna para agasajarnos con un buen queso de la zona y un no
peor vino de la Rioja-Alavesa.

EN MARKINEZ CON NUESTROS AMIGOS


Mientras degustamos estos esquisitos productos charlamos sobre el origen de las cuevas donde también existió un osario humano hasta no hace mucho tiempo en el que el ayuntamiento decidió su retirada, la charla se entrecorta por los sonidos de la sierra del artesano que trabaja frente a nosotros en la construcción de bonitos muebles rusticos. Nos despedimos de estos amigos y regresamos al (1º-cruce).


ARTESANO
1º-CRUCE












CABALLO DE ÉPONA


3º-DESVÍO
CABALLO DE ÉPONA












Descendemos por el camino de la derecha tan solo un minuto y llegamos al (3º-desvío) marcado con un poste de señales todas ellas indicando hacia abajo donde se encuentra el río, cruzamos el río de los Molinos siguiendo las indicaciones dadas por el poste de señales y pasamos junto a una cuadra de caballos.







GR-282
REGRESO 1º-DESVÍO












Un bonito ejemplar de caballo se acerca a nosotros para ser acariciado por lo que decidimos bautizarlo como el caballo de la diosa Épona, tan solo nos queda caminar junto al río siguiendo las marcas rojo-blanco del GR-282 perteneciente a la Senda del Pastoreo y llegar al (1º-desvío) después de invertir 25 minutos desde el ultimo desvío.

LLEGADA URARTE


Regresamos a Urarte por el mismo camino utilizado al principio de la ruta y la damos por concluida al llegar al crucero cuando son las 14:05 horas.





                                                                      Hasta   la   Próxima.

1 comentario:

  1. seguid con vuestra labor, es de gran ayuda,

    ResponderEliminar