ONGI ETORRI...BIENVENIDO


viernes, 12 de febrero de 2016

PASEOS POR LA MONTAÑA ALAVESA ( SENDA DE LOS FAROS Y ACANTILADOS DE SANTOÑA )

MIRADO DESDE EL CIELO EL MONTE BUCIERO APARECE COMO UNA MANCHA OSCURA RODEADA DEL AZUL MARINO DE LAS AGUAS DEL MAR CANTÁBRICO, ES EL MAYOR ENCINAR CANTÁBRICO DEL PAÍS RODEADO DE INCREÍBLES ACANTILADOS.






Santoña se encuentra resguardada de los vientos del Este por el monte Buciero, el Buciero es una península de 600 hectáreas que guarda en su interior un ecosistema único, verdadera reliquia del pasado repleto de plantas y animales que viven entre peñascos y acantilados.



BAHÍA DE SANTOÑA



Hemos vuelto aquí a pasar un día de verano con la intención de visitar esta joya de la naturaleza y comer con el amigo Javier que se encuentra aquí de vacaciones, al llegar a Santoña el olor a mar y tierra mojada nos proporciona una agradable sensación de bienestar mientras esperamos junto al puerto la llegada del amigo Javier.




INICIO
Son las 8:30 horas cuando aparece Javier y comenzamos a caminar por el paseo marítimo en dirección a la imagen-mirador de la Virgen del Puerto situada a oriente de la villa marinera, atrás hemos dejado el puerto, el monumento a Juan de la Cosa y el fuerte de San Martín donde dimos comienzo a la misma ruta hace ahora casi dos años ( ver RUTAS CÁNTABRAS POR LOS FAROS DE SANTOÑA ).




MONUMENTO AL PESCADOR
PUERTO DE SANTOÑA











PUERTO DE SANTOÑA ( SALIDA )


PUERTO DE SANTOÑA
PLAZA JUAN DE LA COSA












En pocos minutos estamos en la estrecha carretera a la que se accede desde el mirador y comenzamos a ascender por la Senda de los Faros y Acantilados ( PR-S 49 ) hasta llegar a unas abandonadas canteras, en este punto el asfalto deja paso a un camino pedregoso que gana altura rápidamente hasta situarnos sobre los acantilados.



FUERTE DE SAN MARTÍN
MIRADOR











IMAGEN-MIRADOR DE LA VIRGEN DEL PUERTO


MIRADOR
INICIO SENDA PR-S 49













Al llegar a una barandilla protectora de madera que sirve de mirador frente a la Peña del Fraile, observamos varias cavidades con restos prehistóricos que según cuenta una leyenda, que una salva al unísono de toda las baterías y fuertes del monte Buciero hizo que la cabeza de la Peña del Fraile se desprendiera y cayera al mar.



PR-S 49
ACANTILADOS











EL GRUPO EN EL MIRADOR DE LA PEÑA DEL FRAILE


PR-S 49
CASA DE LA LEÑA












Desde muy antiguo Santoña contó con una situación geográfica privilegiada y por lo tanto por muchos deseada como lo demuestran los reductos defensivos que perduran en las laderas del monte Buciero para defender a la población civil de los continuos asedios de la Armada Francesa.
Dejamos la Casa de la Leña atrás y nos adentramos en un paraje de grandes cortados y farallones rocosos que se elevan sobre los vertiginosos acantilados, a la hora y media de marcha llegamos a un poste de señales que nos indica que por la senda de la derecha nos acercamos hasta lo alto de los acantilados donde da comienzo la trepidante bajada al Faro del Caballo y la Batería de San Felipe.



PR-S 49
PR-S 49











BAHÍA DE SANTOÑA


PR-S 49
BAJADA AL FARO DEL CABALLO












En verdad, antes de aventurarse a bajar al Faro del Caballo hay que pensárselo, unas inclinadas escaleras de casi 700 peldaños nos descienden bruscamente hasta este faro que fue puesto en funcionamiento en 1863 y permaneció durante muchos años en activo.



BAJADA AL FARO DEL CABALLO
BAJADA AL FARO DEL CABALLO











ACANTILADOS DE SANTOÑA


BAJADA AL FARO DEL CABALLO
BAJADA AL FARO DEL CABALLO











ACANTILADOS DE SANTOÑA






ACANTILADOS DE SANTOÑA


FARO DEL CABALLO
ACANTILADOS DE SANTOÑA











ACANTILADOS DE SANTOÑA


FARO DEL CABALLO
SUBIDA DEL FARO












Si el bajar fue costoso el ascenso por la empinada escalinata deja a uno con ganas de no volver a repetir esta inigualable experiencia, a duras penas conseguimos llegar a lo alto de la escalinata y dirigirnos por encima de los acantilados hasta los restos del Fuerte de San Felipe donde paramos a almorzar.



SUBIDA DEL FARO
SUBIDA DEL FARO











FARO DEL CABALLO DESDE EL FUERTE SAN FELIPE


FINAL ESCALERA
FUERTE SAN FELIPE













Con unas fabulosas vistas de los acantilados, Faro del Pescador y la playa y puerto de Laredo disfrutamos de un ameno y alegre almuerzo antes de seguir dando la vuelta al monte Buciero, regresamos a la senda balizada PR-S 49 y continuamos hacia el Norte por una bonita senda integrada en un bello bosque de encinas, madroños y laureles que sin perdida posible va girando a la izquierda hasta formar un circulo casi perfecto, más tarde y tras dejar atrás la desviación al Fuerte Mazo entramos en una zona pedregosa con varias curvas ascendentes protegidas por una cuerda para mayor seguridad de los senderistas.




REGRESO AL PR-S 49
PR-S 49











ACANTILADOS DE SANTOÑA


PR-S 49
PR-S 49












Al final de la cuerda la senda recupera su anterior estado saliendo del oscuro bosque entre laureles y madroños por encima del Faro del Pescador, este faro que entro en funcionamiento en el año 1864 empleando una lámpara de aceite de oliva, tubo que ser reconstruido y modernizado a raíz de los daños causados por un ciclón en 1915.
Entre el Faro del Pescador y la primera vista de la playa de Berria dejamos a nuestra derecha el pico del Águila y la punta del mismo nombre, junto a esta punta que cae sobre el mar se conservan dos plataformas para la artillería de la Batería del Águila.



FARO DEL PESCADOR
CARRETERA DEL FARO











PLAYA DE BERRIA


PENAL DEL DUESO
BARRIO DEL DUESO












Más tarde avistamos bajo nosotros el penal del Dueso que según nos contó en aquella ocasión nuestro amigo Berna, su nombre viene dado por estar construido sobre un fuerte imperial de tiempos napoleónicos, en 1907 se inició el levantamiento de una serie de edificios para acoger a los penados de los presidios de África y los de la vieja prisión de la Dársena.



APERITIVO EN SANTOÑA
PESCADOR VEGETARIANO











SANTA MARÍA DEL PUERTO


COMIDA EN SANTOÑA
COMIDA EN SANTOÑA













Regresamos a Santoña atravesando el barrio del Dueso y las marismas de Santoña, frente a la iglesia de Santa María del Puerto hacemos la primera paradita para tomar un aperitivo antes de llegar a la parte antigua de la villa y saborear la excelente comida que el amigo Javier y su esposa nos han preparado.



Hasta   la   Próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada