ONGI ETORRI...BIENVENIDO


viernes, 11 de agosto de 2017

RUTAS PIRENAICAS- ANIE Y ARLÁS ( MIRADORES DE LARRA ).

EL ANIE O AUÑAMENDI ES UNA PIRÁMIDE DE ROCA CASI PERFECTA QUE EMERGE DESAFIANTE SOBRE EL LABERINTO CARSTICO DE LARRA, ESTA PIRÁMIDE GUARDA EN SUS ENTRAÑAS LOS SECRETOS DE YANAGORRI, GENIO MITOLÓGICO QUE FORJA LAS TORMENTAS Y TEMPESTADES LANZÁNDOLAS SOBRE LOS VALLES DE BEARNE Y BELAGUA.






Considerada como el primer eslabón de la Alta Montaña Pirenaica, Anie se alza majestuoso sobre territorio francés, aunque muy cerca de la frontera Navarra, no en vano hubo un tiempo en que la linea fronteriza internacional pasaba por la cima de Anie, estando por lo tanto en territorio navarro la vertiente sur de esta montaña.


PANORÁMICA DESDE LA CIMA DEL PICO ANIE O AUÑAMENDI


Se desconoce cuando se iniciaron las disputas entre los pastores de los valles de Bearne y Roncal por los pastos y las fuentes de la alta montaña, de lo que si hay constancia es de la carta de paz o sentencia firmada el 16 de octubre de 1375 donde ambas partes se comprometen a lidiar sus diferencias en las manos del alcalde de Ansó, Sancho García y cinco vecinos que habrían de resolver como árbitros arbitradores y amigables componedores.



INICIO
Hemos pasado la noche y desayunado en el camping de Asolace, el día amanece despejado y parece que hoy vamos a tener mejor tiempo, con las mochilas preparadas para pasar todo el día salimos del camping para dirigirnos por el mismo camino que ayer hacia la Piedra de San Martín donde aparcamos el coche y comenzamos a caminar cuando son las 9:10 horas.





Debido a problemas con la cámara de fotos ocasionados por el zirimiri de ayer en esta primera parte del recorrido las fotos mostradas son escasas pero no el vídeo que muestra todo el recorrido.
Del mismo parking donde hemos dejado el coche sale en dirección Este una bien marcada senda que aprovecha gran parte de las pequeñas praderas que hay entre las rocas para poder avanzar en continuo sube y baja hasta llegar bajo el collado de Arlas (1º-desvío).





SOBREVOLANDO EL ARLÁS
CAMINO DEL ARLÁS





En este punto la senda se bifurca para dar la posibilidad de ascender al Pico Arlás o bordearlo por su vertiente Suroccidental, optamos por subir al Arlás saliéndonos de la senda principal hacia la izquierda con el fin de llegar al collado de Arlás donde damos vista hacia la parte francesa, según vamos subiendo por la pendiente inicial vamos viendo el complejo de la estación de sky de Arette y gran parte de las montañas francesas que extienden hacia el Norte.
La senda bordea el monte hasta situarnos en la cara Norte donde inicia una fuerte pendiente hacia la cima del Pico Arlás que con sus 2.044 metros, es el primer dosmil si exceptuamos el monte Ori situado en la zona del puerto Larrau. Realmente podemos decir que el Pico Arlás es un esplendido mirador del complejo carstico de Larra ya que las vistas abarcan hasta las más lejanas montañas pirenaicas donde destaca por su forma piramidal el Pico de Anie.



PICO DE ARLÁS
BUITRE











CIMA DEL PICO ARLÁS 2044 m.


DESDE EL PICO ARLÁS
BAJADA DEL ARLÁS













El descenso hacia el collado de Pescamou parece vertiginoso desde arriba, pero no lo es tanto cuando empezamos a descender sorteando las rocas que en algún caso forman escalones que facilitan el descenso, a la hora y media de marcha estamos en el collado de Pescamou viendo pasar las ovejas desde la parte francesa hacia tierras navarras (C Pescamou),







BAJADA DEL ARLÁS
COLLADO PESCAMOU











ANIE Y LABERINTO DE LARRA DESDE EL COLLADO DE PESCAMOU


SENDA DE LARRA
SENDA DE LARRA












Casos como este y en el mismo lugar, son los que llevaron a la sentencia de 1373 que aún sigue en vigor. En una de las fuentes que se encontraba en litigio, es la de La Contienda en el territorio del reino de Navarra bajo el monte Arlás, allí se encontraron el roncalés Pedro Karrika y el baretonés Pierre Sansoler con sus rebaños, tras una discusión y pelea Karrika mató a Sansoler.

Seguidamente se organizó una expedición, mandada por el primo del difunto Anginar Sansoler, que al no encontrar al homicida en el puerto bajaron hacia Belagua donde encontraron a la mujer de Karrika que se encontraba embarazada. Tras preguntar a Antonia Garde por su marido la mataron. En Isaba la noticia se extendió y Karrika con un grupo de convecinos fueron a vengar la muerte de su esposa, llegando a la casa de Sansoler donde estaban celebrando la hazaña. En casa estaba presente la mujer con un niño en brazos que fueron respetados, pero no así los demás, incluido Sansoler, que fueron todos asesinados.

En 1635 se inició la referida Guerra de los Treinta Años y el virrey marqués de Valparaíso organizó una expedición al valle de Baretous capturando más de cuatro mil cabezas de ganado menor y unas ochenta del mayor, que se repartieron en ocho lotes, dos de ellos para Isaba. Los baretoneses realizaron la revancha y, a pesar de que se había prohibido a los roncaleses subir a los puertos los ganados, lograron apresar unas cinco mil ovejas y carneros y ochenta de ganado mayor, además de despojarles de cuanto llevaban, monteras, capas, abarcas, medias de aguja, talegas, calderas, panes y quesos. Fueron apaleados algunos de los pastores y cuatro se llevaron a Olorón como rehenes, donde estuvieron retenidos dos años hasta lograr su rescate.

Las acciones de apresamiento de ganado se repiten en 1638 por parte de los baretoneses en dos ocasiones y hacen lo propio los roncaleses al año siguiente y de nuevo en 1642. Siendo una situación similar a la del siglo XIV pero, al parecer, sin que hubiera muertos. Finalmente se realizaron varias entrevistas en Sainte-Engrâce, con el rector en calidad de árbitro, donde se llega a la concordia del 22 de agosto de 1642, por la que quedaba en vigor la vieja carta de paz de 1375.



SENDA DE LARRA
PORTILLO DE ABAJO











ARLÁS DESDE LA SENDA DE LARRA


SENDA DE LARRA
COLLADO  BATIKOTXE













En el collado de Pescamou cambiamos de dirección ( Sur ) para seguir la linea fronteriza, dejamos atrás un refugio cercano al collado o portillo de Abajo y empezamos a subir suavemente por las pendientes herbosas que hay antes de entrar en las primeras rocas. El sendero, todavía bueno y muy bien marcado con rayas rojas se acerca al laberinto carstico de Larra que empieza al llegar al collado o portillo de Batikotxe (C Batikotxe).






SENDA DE LARRA
PARADA











LABERINTO CARSTICO DE LARRA


LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA












 Un buen lugar para hacer una parada y reponer fuerzas antes de comenzar a caminar por esta maraña de rocas desordenadas repletas de agujeros y algún que otro nevero, a la derecha van quedando las cotas de Murlong y Latras, todas ellas en la linea fronteriza ya que desde el Portillo de Abajo estamos caminando por territorio francés, el terreno extremadamente accidentado, sube, baja, entre los bloques de piedra caliza, cosa que exige el tener muchísimo cuidado y precaución.



LABERINTO DE LARRA
NEVERO











CORREDOR ROCOSO


LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA












Atravesamos un corredor rocoso, luego otro, desde cuya salida vemos mucho más cercano el Pico de Anie, esto anima un poco si tenemos en cuenta que nos queda lo peor, lo que ha simple vista parecía cercano parece que se aleja poniendo en medio todo un desordenado laberinto rocoso lleno de saltos, grietas, simas, etc, que dificultan enormemente el caminar.



LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA











PICO DE ANIE DESDE LA SALIDA DEL CORREDOR ROCOSO


LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA












Nuestras pisadas se dirigen hacia el visible Pico de Anie por una canal que tras girar a la izquierda nos deja en las pedreras del sur del Anie, es la forma de esquivar la cara Norte o más vertical de la montaña y afrontar la última parte de la ascensión.




LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA











CADA VEZ MÁS CERCA


CANAL DE SUBIDA
SUBIDA AL ANIE













En medio de la pedrera y antes de llegar a los zis-zag que anteceden a la cima encontramos una bifurcación de sendas (2º-desvío), seguimos por la ascendente senda de la derecha hasta que pasadas varias zetas llega la pedrera final donde el camino se inclina mucho, poco a poco llegamos a la cima del Pico Anie 2504 m.







SUBIDA AL ANIE
SUBIDA AL ANIE











VISTAS DESDE LA CIMA DEL PICO ANIE O AUÑAMENDI


VISTAS DESDE LA CIMA DEL PICO ANIE O AUÑAMENDI




CIMA DEL PICO ANIE O AUÑAMENDI 2504 m.


VISTAS DESDE LA CIMA DEL PICO ANIE O AUÑAMENDI


DESDE LA CIMA DEL PICO ANIE
BAJADA DEL ANIE












A pesar de ser un magnifico mirador del laberinto de Larra, las vistas desde esta cima se desvían hacia el lado francés para admirar sus cercanas montañas separadas por espectaculares verdes valles e ibones, el primer tramo del descenso lo hacemos por el mismo camino hasta llegar a la bifurcación de sendas que hemos visto cuando estábamos subiendo.



BAJADA DEL ANIE
BAJADA DEL ANIE











CONTRAFUERTES DE ANIE


BAJADA DEL ANIE
BAJADA DEL ANIE












Dejamos por tanto la senda de subida y continuamos por la otra que en dirección Oeste inicia un descenso que va girando hacia el Norte con el objetivo de bordear el Pico de Anie y colocarnos bajo su cara más vertical y abrupta.



BAJADA DEL ANIE
BAJADA DEL ANIE











PICO SOUM COUY


BAJADA DEL ANIE
BAJADA DEL ANIE













Estamos bajando hacia el collado de Anie que separa el también impresionante Pico de Soum Couy del Pico de Anie, aunque laborioso el descenso hacia este collado es más llevadero que el acercamiento por la senda de Larra.



BAJADA DEL ANIE
BAJADA DEL ANIE











PICO DE ANIE


BAJADA DEL ANIE
COLLADO DE ANIE








En el collado de Anie (C Anie) encontramos otra bifurcación de la senda, una se dirige al valle de Lescun por el Este y la otra comienza a ascender hacia el Noroeste, seguimos esta última opción que pasa bajo los paredones del Pico Soum Couy para dirigirse a un segundo collado donde una senda permite la ascensión al Pico Soum Couy.







LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA











PICO DE ANIE DESDE LA SENDA DE VUELTA


LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA












Aunque no se si hemos salido de él, yo diría que volvemos a entrar en el laberinto carstico de Larra ya que a partir de aquí nuevamente atravesamos un corredor rocoso, luego otro, bajamos, subimos, paramos a reponer fuerzas y continuamos atravesando este desordenado laberinto de piedras.



LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA











LABERINTO DE LARRA


LABERINTO DE LARRA
LABERINTO DE LARRA












Tras un buen rato de caminar entre rocas, pasillos herbosos, salimos de este laberinto por el collado o portillo de Batikotxe por el cual hemos pasado hace seis horas, a partir de aquí empezaremos a desandar el camino exceptuando la subida al Pico Arlás que desde esta parte se ve majestuoso.




COLLADO BATIKOTXE
REGRESO A LA P. S. MARTÍN











PAISAJE PIRENAICO


REGRESO A LA P. S. MARTÍN
REGRESO A LA P. S. MARTÍN












Bordeamos el Pico Arlás pasando por la fuente de la Contienda uniéndonos al camino inicial en el (1º-desvío), sin apenas modificaciones llegamos al final de la ruta cuando son las 18:00 horas.
Cuando llegamos a la Piedra de San Martín varios operarios se encargan de montar la carpa para la celebración del encuentro entre bearneses y roncaleses el próximo 13 de julio.



REBAÑO RONCALES
REGRESO A LA P. S. MARTÍN












En este encuentro se renueva el compromiso de paz fechado en 1375 que impuso a los bearneses el pago perpetuo de tres vacas por el aprovechamiento de los pastos roncaleses. Es el veterinario de Isaba quien elige las tres mejores reses, que deben tener igual dentaje, pelaje y cornaje. Justo antes de la entrega de los animales, los bearneses, luciendo la bandera francesa, y los roncaleses, ataviados con los trajes típicos del valle, reanudan su compromiso de paz.


Hasta   la   Próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario