ONGI ETORRI...BIENVENIDO


sábado, 6 de agosto de 2016

PASEOS POR LA MONTAÑA ALAVESA ( CUEVAS RUPESTRES DE MARKINEZ )

PARECE PROBADO QUE YA EN EL SIGLO V LAS CUEVAS DE TREVIÑO Y MARKINEZ FUERON OCUPADAS POR ERMITAÑOS SOLITARIOS, MÁS TARDE APARECIERON COMUNIDADES DE MONJES HUYENDO DE LA CONQUISTA MUSULMANA Y FINALMENTE SIRVIERON DE REFUGIO A FAMILIAS DE CAMPESINOS EN ESPERA DE SER CREADOS LOS PUEBLOS DE LA LLANURA.






Durante más de cinco siglos fueron ocupadas como viviendas las cuevas de la zona de Markinez resultando aún inexplicable la función de algunas cuevas colgadas a las que solo se podía acceder con cuerdas o peligrosas escalas.



VALLE DE ARLUZEA DESDE LA ERMITA DE BEOLARRA


Tal vez fueron celdas especiales para aislar a monjes castigados o simplemente eran graneros de trigo a salvo de los roedores y de cualquier banda de salteadores, lo que es seguro es que estos barrancos vivieron una época de actividad sorprendente y febril que no volvió a repetirse jamás.





INICIO
La ruta comienza en el mismo lugar que otra ya realizada hace unos cuantos años en compañía de los amigos Rafa y Alfredo, llegamos a Urarte después de recorren en coche gran parte de tierras treviñesas y dejamos el coche junto al bonito crucero que hay a la derecha de la carretera e iniciamos la marcha cuando son las 8:50 horas de esta gris mañana invernal.




CRUCERO URARTE ( SALIDA )
CAMINO OLVIDADO














Como en aquella ocasión salimos del pueblo hacia el Sur por el camino asfaltado que pasa junto a la nave industrial y que una vez rebasada esta desciende hasta el río del Molino antes de desembocar en el río Ayuda, antes de cruzar el río del Molino ya tenemos el primer desvío de la mañana (1º-desvío).








1º-DESVÍO
SENDA DE LOS MOLINOS













En este desvío confluyen varias rutas balizadas pertenecientes al Parke de Izki como son: Senda de los Molinos, Senda Botondela y la larga Senda del Pastoreo GR-282, sin cruzar el puente abandonamos esta ruta " ÉPONA, LA DIOSA DE LOS CABALLOS ( MONTE BELABIA ) " que asciende por el barranco de la Lucia hacia la cima del monte Belabia y continuamos por el camino balizado GR-282 hacia Markinez.




SENDA DE LOS MOLINOS
LLEGADA A MARKINEZ















Esta bonito camino coincidente en todo momento con la Senda de los Molinos discurre paralelo al río donde aun se mantienen en pie varios molinos hoy usados como casas de recreo, treinta y cinco minutos más tarde llegamos al (1º-cruce) de la ruta antes mencionada y entramos en Markinez por el camino que utilizamos para dar comienzo a la ruta " BARRANCOS Y MONOLITOS DE MARKINEZ ( MONTE BELABIA ) ".







IGLESIA DE MARKINEZ
ESCARPES DE LA RAPOSERA











IGLESIA DE SANTA EULALIA Y PEÑA ASKANA


PASO POR MARKINEZ
HUERTAS DE MARKINEZ













Al pasar por la iglesia de Santa Eulalia apoyada en la ladera de la peña Askana hago mención a la cueva de Santa Leocadia donde podemos ver dos relieves célticos de la Diosa de Epona, esta diosa de la mitología es conocida y representada de varias maneras dependiendo de la cultura de cada país o región y se le representa sentada a lomos de un caballo, de pie en medio de una manada de caballos o alimentando a los potros, y en la Galia como una ninfa acuática u ondina. Su atuendo es de largos ropajes, cubierta con un manto sobre la cabeza y una diadema, aunque a veces puede ir desnuda.




CARRETERA DE ARLUZEA
ERMITA DE SAN JUAN













Una de las leyendas que cuenta Joaquín Jiménez en su libro " Leyendas, mitos, cuentos, chascarrillos y otras cosas que se cuentan y oyen en Álava " hace mención a Marcelino y Patxo ambos vecinos de Markinez. En una ocasión Marcelino vio como después de recoger las mieses aparecieron por la parte de Treviño unas nubes amenazadoras de lluvia que perjudicaría la labor de la trilla al día después.
Esto más el temor de dejar expuestas las gavillas a posibles ladrones durante la noche hizo que Marcelino maquinaría una broma que gastaría a su vecino Patxo " Todas las noches bajan tres jabalíes y comen la mies de la era ¿ Quieres acompañarme y cuando bajen los matamos ? " le dijo Marcelino a Patxo nada más verle.
Patxo no puso reparo alguno corriendo a casa a pertrecharse de escopetas, postas, etc pesando en el banquete que iba a darse si cazaban los jabalíes, a la hora convenida se van para la era señalándole a Patxo el lugar elegido para la espera junto a la acequia que rodeaba la era mientras que el lo haría al abrigo de toda intemperie en la parte más cercana de la casa.
Al cabo de unas horas de absoluto silencio por parte de Patxo oyó ya casi al amanecer unos extraños ruidos que le parecieron el gruñido de los jabalíes, sigilosamente dejo su puesto y se acercó a donde venían los ruidos viendo a Marcelino profundamente dormido con lo que montó en cólera contra su amigo al ver como se hizo cuidar las mieses Marcelino el de Markinez.



ERMITA DE SAN JUAN




PEÑA DEL CASTILLO


La acción de Marcelino no quedó así ya que no pasando mucho tiempo se le acercó Patxo y con mucho misterio le dijo " ¿ Sabes una cosa Marcelino ? " que en uno de los agujeros de la peña del Castillo han anidado unos aguiluchos que será fácil cogerlos si me ayudas un poco.
Poco le falto a Marcelino para dejar la taberna y acercarse a la peña para comprobarlo, allí le parece ver unos aguiluchos en lo alto de la misma por lo que enseguida le confirmó " Cuenta conmigo para coger eso aguiluchos ", Patxo que ya había urdido el plan se dirigen al pie de la peña el día convenido en compañía de dos de sus hijos y Marcelino que lleva una soga larga.
Con facilidad suben a lo alto de la peña atando a Patxo a la soga para que se deslize  hasta alcanzar el agujero donde al parecer estaban los aguiluchos, después de un rato de silencio se oye la voz de Patxo que decía a gritos " Más cuerda, más cuerda ".
Como desde arriba no se apreciaba el agujero, estos soltaron más cuerda hasta que al cabo de un buen rato se oyó la voz de Patxo que decía " ! Ya los tengo, tirar de la cuerda para arriba ! ", Marcelino y los hijos tiraron de la cuerda intentando alzarlo cuando se oyeron ruidos, gritos y lamentos de Patxo.
Asustados corrieron bajando al pie de la peña creyendo haber tirado al propio Patxo y al llegar lo vieron sentado, riéndose sin parar mientras que por los suelos vieron esparcidos unos grandes pedruscos que Patxo habia metido en el saco y atado a la cuerda dando a Marcelino y sus hijos un tremendo susto.



HACIA LAS CUEVAS DE LARREA
CUEVAS RUPESTRES













Paralelo a la carretera de Arluzea discurre un camino entre las huertas que nos deja al poco rato muy cerca de la ermita de San Juan, cruzamos la carretera y enseguida llegamos a uno de los monumentos más hermosos del románico alavés con portada en arco ligeramente apuntado sobre tres pares de columnas con basas de garras y baquetones en jambas e intercolumnios, la ermita de San Juan de Markinez cuenta también con bellos capiteles con acantos estilizados y rostros humanos entre follaje.




CUEVAS RUPESTRES
PEÑAS DE LARREA











PEÑAS DE LARREA


PEÑAS DE LARREA
CUEVAS RUPESTRES













A la vista están las peñas y cuevas de Larrea donde ahora nos dirigimos, este conjunto esta dividido en varios parajes, Azkárate, Larrea y la más conocida Peña del Castillo que aprovechando sus cualidades estratégicas se construyó en ella una fortaleza en siglos pasados. Al pie de la peña una gran cueva de planta irregular sirvió de vivienda, un pozo rectangular que ocupa gran parte de su interior y que pudo ser utilizado como aljibe y en el fondo de la estancia un agujero con escalera helicoidal tallada en la roca asciende a un piso superior.




PEÑA DEL CASTILLO
CUEVAS RUPESTRES











PEÑAS DE LARREA


PEÑAS DE LARREA
PEÑAS DE LARREA













Caminando entre los monolitos y cuevas rupestres de Larrea salimos del conjunto escultórico y comenzamos a subir hacia la ermita de Beolarra ubicada en el alto de Larrea, esta ermita románica del siglo XIII dedicada a Nuestra Señora de Beolarra a sido y sigue siendo centro de oración y celebración de rogativas de todos los pueblos que la rodean.




CUEVAS RUPESTRES
PEÑAS DE LARREA











PEÑAS DE LARREA


CUEVAS RUPESTRES
SUBIDA A BEOLARRA













Junto a la ermita paramos a almorzar, el día no acompaña y hay que darse prisa si no queremos acabar mojados ante la amenaza de lluvias por la zona, junto a la ermita pasa el camino que desde el alto de la carretera A-3134 entre Urarte y Markinez sube al monte Kapildui, tras el almuerzo seguimos este camino hacia el Suroeste dando vistas de vez en cuando al valle del río del Molino.




SUBIDA A BEOLARRA
ENTRE ENCINAS











ERMITA DE BEOLARRA


ALMUERZO
CRUCE ARROYO















Al llegar al portillo de las Raposera (2º-desvío) abandonamos el camino principal y comenzamos a descender hacia el Noroeste por un camino que atraviesa todo el bosque de quejigos, ante de llegar al camino que desde Urarte sube al Alto de Gurugú cruzamos el arroyo que desde la zona del Espinal donde nace baja a desembocar en el río Ayuda muy cerca de Urarte.








ERMITA DE LARRAURI
CAMINO DE URARTE











ERMITA DE LARRAURI


URARTE DESDE LARRAURI
CARRETERA A-4149













Llegados al camino (3º-desvío) continuamos por el en dirección Suroeste hasta llegar a la ermita de Larrauri antigua iglesia parroquial de Larrauri, de la primitiva portada románica muy poco se conserva siendo sustituida por la actual ermita del siglo XVIII de carácter sencillo y adintelado. Sin dejar el camino acabamos llegando a la carretera A-4149 ya muy cerca de Urarte al que entramos por el camino del lavadero, por sus escudos se puede ver su pasado noble, destacan varias fachadas con ostentosos escudos en la calle Real y las casas blasonadas de los Apellániz y Saez del Castillo.






ENTRADA EN URARTE
LAVADERO











TIERRAS TREVIÑESAS


URARTE ( FINAL )
CASA DE URARTE













Tras la visita a la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora de Urarte cuya primitiva edificación se remonta al siglo XIII, de estilo gótico y de planta rectangular de una sola nave en tres tramos y pórtico de finales del siglo XVI volvemos al crucero dando por finalizada la ruta de hoy cuando son las 12:15 horas.



Hasta   la   Próxima.